Puerto Madero con nombres de mujer

10/01/17 — POR
Nombrado en homenaje a Eduardo Madero, destacado hombre de negocios, es uno de los pocos lugares en que se puede disfrutar del río –donde descansan museos flotantes, preciosos veleros y lujosos yates– que invita a pasear gozando de la vista, del sol y de la refrescante brisa.

Desde Buenos Aires. En la década de los 90, la ciudad de Buenos Aires y el Gobierno nacional se unieron en la búsqueda de los fondos necesarios para renovar el antiguo puerto y transformarlo en el sector más chic de la capital. Fue así como los viejos almacenes fueron convertidos en elegantes oficinas, lofts y restaurantes en un barrio cuyas calles llevan el nombre de mujeres destacadas en la historia argentina. En la urbanización se reservó el nuevo espacio para la Pontificia Universidad Católica de Buenos Aires, en la Avenida Alicia Moreau de Justo. También para hoteles de gran lujo, como el soberbio Hotel Faena+Universe en la calle Martha Salotti, con vista al Río de la Plata.

Puerto Madero (nombrado en homenaje a Eduardo Madero, uno de los artífices del antiguo puerto, y destacado hombre de negocios) es uno de los pocos lugares en que se puede disfrutar del río –donde descansan museos flotantes, preciosos veleros y lujosos yates– que invita a pasear gozando de la vista, del sol y de la refrescante brisa.

El moderno edificio que alberga la colección de arte Amalia Lacroze de Fortabat, inaugurado en octubre de 2008, está ubicado en el dique 4 del río, en el extremo más cercano al centro de Buenos Aires. Es un museo dedicado principalmente al arte argentino de los siglos XIX y XX, donde llama la atención el poderoso óleo «Domingo en la chacra», de Antonio Berni (1905-1981), como también «Apartando en el corral» y «Los Capataces», de Prilidiano Pueyrredón (1823-1870), entre numerosas y muy interesantes obras de pintores nacionales. En otra de sus seis plantas rectangulares, orientado todo el conjunto en forma paralela al dique, en sector privilegiado se encuentran las obras más valiosas de la colección, firmadas por maestros del arte internacional, como Pieter Brueghel II, J.M.W.Turner, Marc Chagall, Gustav Klimt, Salvador Dalí, Roberto Matta. Siendo precedidos por un excelente y característico retrato de Amalia Lacroze, realizado por Andy Warhol, que se ubica en la entrada principal.

79_destinos_puertomadero2

El moderno edificio que alberga la Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat.

El edificio alcanza un total de 6.800 m2 cubiertos, con 3.000 m2 para exposiciones en cuatro niveles y 490 metros lineales de exposición. Los pisos primero y segundo, visibles desde el exterior, están coronados por una bóveda de vidrio y acero revestida por enormes parasoles de aluminio brillantes que se retraen de acuerdo a la rotación del sol entregando profusa iluminación natural.

Es un buen punto de partida para recorrer este, el barrio más joven y más de moda de la ciudad. Y lo aconsejable es caminar por el lado opuesto a los antiguos almacenes rojos, por una amplia vereda delante de los modernos edificios que se construyeron en ese sector. Por ahí, de trecho en trecho, restaurantes y bares ubican mesas, sillas y quitasoles al aire libre donde se instalan ejecutivos que bajan de esas oficinas a descansar, conversar y saborear ligeros y novedosos tentempiés.

A poco avanzar, se distingue a lo lejos, ya en el dique 3, el moderno Puente de la Mujer, considerado el puente peatonal más bello del mundo. De estilizadas y albas líneas, este elegante y sofisticado homenaje a la Mujer fue diseñado por el arquitecto e ingeniero español Santiago Calatrava, la única de sus obras en América Latina. Es necesario llegar a él (ubicado en calle Juana Manuela de Gorriti, entre Azucena Villaflor y Macacha Güemes), detenerse largamente a admirar sus líneas, a esperar el momento de su apertura y finalmente cruzar sus 170 m de largo. Es un puente de 6,20 m de ancho dividido en tres secciones: dos fijas en ambos márgenes del dique y una móvil que gira en 90 grados sobre un pilón cónico de hormigón blanco y permite, esperando unos 4 a 5 minutos, el paso de embarcaciones que navegan por el río. Esta sección central está sostenida por su característica aguja de acero de unos 39 metros de altura. Dispuesta en diagonal, de ella penden, a modo de puente colgante, los cables que soportan el tramo que gira. Para accionar este giro se cuenta con un sistema de computación situado al lado este del puente.

La realización de esta importante obra fue idea del empresario argentino Alberto González, quien donó el dinero para su construcción, cuyo costo alcanzó a unos seis millones de dólares. Su fabricación, iniciada en 1998, fue realizada en la ciudad de Vitoria, en el País Vasco.

El Puente de la Mujer se inauguró el 20 de diciembre de 2001. Su diseño recuerda al Puente Samuel Becket, en Dublín (Irlanda) y el Puente del Alamillo, en Sevilla (España), ambos también obras de Calatrava. Luego de cruzar el puente, llegando a la principal Avenida Alicia Moreau de Justo, y cuando el hambre atenaza, la idea es retomar el camino andado y entrar de lleno a elegir alguno de los más de 100 restaurantes de la zona, destino icónico de quienes van a Buenos Aires y piensan en Puerto Madero.

Difícil elección cuando salen al paso las diferentes posibilidades, como grills, italianos, rodizios, carnes. Lo mejor, entonces, es llevar el nombre y la dirección del previamente seleccionado. Es el caso del unánimemente recomendado como el mejor en carnes: Cabaña Las Lilas.

De fama internacional, ha merecido galardones tanto por sus carnes como por su carta de vinos. Fue elegido por el «New York Times» como uno de los 10 mejores restaurantes del mundo. El gourmet y entonces periodista del diario «Apple Jr.», sugirió “volar toda la noche hacia la Argentina” para disfrutar de una comida en Cabaña Las Lilas Tras una discreta entrada y más allá de su enorme arreglo floral en la barra, están los amplios comedores.El interior, decorado en agradable ambiente de madera y cuero y con grandes cuadros de Nicolás García Uriburu, pintor y ecologista argentino; y la terraza exterior, climatizada, más casual y con gran vista al río. Tuvimos también la oportunidad de conocer el exclusivo Salón VIP, donde han sido acogidas personalidades como los presidentes Nicolas Sarkozy y Bill Clinton, el escritor Mario Vargas Llosa y la presidenta Michelle Bachelet. Aparte de famosos cantantes, entre ellos, Shakira (se dice que allí conoció a Antonio de laRúa).

79_destinos_puertomadero3

Cabaña Las Lilas,

Aquí, lo verdaderamente notable es la delicia de sus carnes rojas reconocidas por su jugosidad, sabor y terneza. Probar un exquisito bife Cabaña Las Lilas es una experiencia inigualable, ya sea un Ojo de Bife, uno de Tira o de Costilla, un Medallón de Lomo, o compartir y conversar largamente su Queen Beef, enorme y delicioso Bife de Chorizo. Son la culminación de una empresa que se origina en sus propios pastizales pampeanos donde, desde hace más de 70 años, crían los reproductores y los novillos de calidad excelente, que engordan para lograr estas carnes únicas y de la más alta categoría. Por su bajo contenido de ácidos grasos y colesterol, gracias a su procedencia ecológica y pastoril, fueron premiadas en Francia con el Sial d’Or.

Como dato adicional, sólo el 3% de los clientes de Cabaña Las Lilas no come carne. La experiencia de una comida en Cabaña Las Lilas se complementa de maravillas con el acompañamiento del vino bien elegido de su espléndida carta, considerada la más completa de Buenos Aires. Decisión ojalá conversada con Celestino Rodríguez, su famoso sommelier, quien deambula entre las mesas para regocijo de los habitués y agradecimiento de quienes pueden contar con su amable trato, sabios consejos y la elección del vino exacto que requiere cada comensal. Ello, teniendo bien en cuenta las guarniciones características u otras muy novedosas que pueden acompañar las carnes; también para los postres como el irresistible Volcán abierto.

Por décimo año consecutivo, la carta de vinos diseñada por Celestino obtuvo tres estrellas, el máximo galardón que entrega la revista «World of Fine Wine», de Londres, a los mejores restaurantes de todo el mundo. En su más reciente renovación, el sommelier incluyó más vinos de Chile y Uruguay y menos del Viejo Mundo, habiendo subido levemente la presencia de los vinos blancos. El Malbec sigue siendo la estrella.

El restaurante Cabaña Las Lilas, ubicado en el número 516 de la avenida Alicia Moreau de Justo de Puerto Madero, se inauguró en noviembre de 1995. Fue el resultado de la asociación de Belarmino Fernández Iglesias, propietario de los afamados restaurantes Rubaiyat de San Pablo (Brasil), con Estancias y Cabaña Las Lilas. Así se aunó la excelencia del buen servicio y experiencia brasileños con la calidad de las mejores carnes argentinas.Son pioneros en el envasado de carne al vacío para exportación que se puede adquirir en buenos locales de Brasil, México, España y, por cierto, de Santiago de Chile.

 

Comentarios

  • "Los hombres no cambian, se desenmascaran", Germaine de Staël (1766- 1817), escritora francesa.
  • “La felicidad anida más en la nobleza de un bosque que en el lujo sin verde”, Carlos Thays (1849 - 1934), paisajista argentino.